El consumidor argentino sabe lo que quiere

El consumidor argentino sabe lo que quiere

Kantar presentó su estudio Consumidor argentino 2020, donde abordan las perspectivas del consumidor sureño en un nuevo escenario de país, hiperconectado e informado. Explicaron que hoy se relaciona con el mundo —y con las marcas— en tiempo real a través de dispositivos con acceso a internet y conexión WiFi. Es exigente. Sabe lo que quiere y detecta cuando no le hablan honestamente.

En Argentina surgieron nuevos intereses, otra forma de disfrutar la vida, y las marcas deben entender esto para poder conversar con sus consumidores desde otro lugar, ofreciendo experiencias que realmente agreguen valor y estén en sintonía con un nuevo life-style”, postula Kantar.

Desde la agencia, afirman que las marcas precisan contar con todas las herramientas disponibles para analizar los millones de datos que hablan de sus consumidores, y deben hacerlo con agilidad. Entendiendo el escenario pasado, deben pensar en el futuro con una mirada consumer-centric. Es fundamental conocer bien al consumidor: cómo se relaciona con el entorno, su vínculo con las marcas, la evolución de su consumo de medios y contenidos, qué experiencias valora.

En 2020, el consumidor conectado experimentará que la compra por Internet es más eficiente, disminuyendo tiempos y costos. El celular será su principal aliado, conectándolo con amigos, familia, entretenimiento, así como con las marcas y sus propuestas; pero, cuidado, porque “elige” dónde y cuándo recibir esos mensajes.

Las nuevas tecnologías están apalancando el crecimiento de nuevas formas de relacionamiento entre marcas y el consumidor: el marketing auditivo. Si bien todavía no está tan desarrollado en Argentina, es menester que las marcas se suban a esta nueva ola, con excelentes resultados en otros mercados del mundo.

El consumidor argentino 2020 es consciente sobre la importancia de cuidar el planeta y la salud. Ya no piensa tanto en belleza sino en bienestar, que se relaciona no solo con lo físico sino también con lo espiritual y lo mental.