En su nueva campaña, Nueva Zelanda echa en falta la creatividad en las fotografías de Instagram

Nz

En su nueva campaña, Nueva Zelanda echa en falta la creatividad en las fotografías de Instagram

Una de las cosas que más echamos de menos desde la llegada de la pandemia a nuestras vidas es viajar y todo lo que conllevaba. El turismo gastronómico, las horas de sueño en el aeropuerto, las carreras para coger el próximo autobús, los albergues y hoteles… Y por supuesto, las fotografías de todos estos momentos. De hecho, estas últimas han sido las protagonistas de una nueva campaña lanzada en Nueva Zelanda.

La industria turística está por ahora paralizada ya que el coronavirus impide recibir a los turistas como antes. Aunque en la campaña, Nueva Zelanda pone de manifiesto un problema que lleva observando desde hace tiempo: el mismo tipo de fotos en los perfiles de redes sociales de todos los usuarios e influencers.

De este modo, el país pone fin de una vez por todas a los “viajes de los influencers” con un anuncio que hace saltar las alarmas y anima a los turistas a hacer fotografías más originales y llamativas. Todo esto con la participación del cómico Tom Sainsbury, intérprete del guardabosques del Escuadrón de Observación Social (SOS).

El trabajo de Sainsbury en la campaña consiste en patrullar los lugares famosos de Nueva Zelanda y reprender a los conformistas de las redes sociales. El cómico comenta las fotografías que observa en su viaje y las critica por falta de originalidad y perspectiva: “Ya los conoces. Toma trasera del jacuzzi. Hombre sentado tranquilamente en la roca contemplando. Patas de perro caliente“, describe Sainsbury, con una expresión que denota la falta de sorpresa.

Finalmente, la jornada del cómico acaba con una visión de los culpables, mientras lamenta la pérdida de creatividad: “A veces es muy difícil, ¿sabes? Porque hay muchas otras fotos geniales además de las habituales“.